Capítulo XVI: La conjura contra la libertad

Capítulo XVI: La conjura contra la libertad

La oscuridad difuminaba poco a poco la silueta de la morada de la familia de Carlos. Efigie que se erigía majestuosa al final del serpenteante camino. Una hermosa y antigua edificación sita en el casco viejo de Toledo, la mágica ciudad de las tres culturas: el judaísmo, el cristianismo y el islamismo. Donde los nazis buscaron la Mesa de Salomón en octubre de 1940. Comitiva encabezada por Himmler, comandante en jefe de las SS, y miembros de la Ahnenerbe, Sociedad para la Investigación y Enseñanza sobre la Herencia Ancestral Alemana, encargada igualmente de explorar yacimientos arqueológicos con connotaciones esotéricas.

La Mesa de Salomón, rey bíblico que simbólicamente representa la sabiduría, es asimilada por algunos a la Tabla de Esmeralda. Texto atribuido a Hermes Trismegisto y que recoge los principios de la alquimia occidental. Nuevamente el conocimiento del Corpus Hermeticum, esta vez requerido para invocar el lado más oscuro del ser humano.

Las estrellas brillaban con suma hermosura en el firmamento. Sus destellos acariciaban con delicadeza el pomo de la señorial puerta. Amador golpeó enérgicamente con la aldaba en ella. Abriéndonos rápidamente la bella madre de Carlos. Claudia, que así se llamaba, nos hizo pasar al comedor, donde Carlos y su padre, Rodrigo, ya estaban sentados a la mesa esperándonos para cenar. En el centro una enorme bandeja con el célebre plato toledano de carcamusas, sabrosa ternera guisada con tomate y guisantes. Al fondo, la chimenea mitigaba el frío en la estancia. Rodrigo sirvió vino en nuestras copas, mientras nos comentaba:

–    Carlos me ha dicho que hoy habéis estado conversando en el bar de la parroquia de Santo Tomé. Debéis tener cuidado, Toledo es una ciudad repleta de misterios. Donde, aunque lo creáis o no, todo se escucha y analiza. Escondiendo múltiples peligros para los incautos.

»Cuenta una fantasiosa leyenda que la Mesa del Rey Salomón se encuentra guardada en las Cuevas de Hércules, estando una de sus supuestas entradas en la contigua Calle de San Ginés. Grutas profanadas sólo dos veces. La primera por el Rey Rodrigo en el 711. Quien pierde, hipotéticamente como castigo divino, nuestro territorio patrio a manos de los árabes, que permanecerán en la península ibérica durante siete siglos. La segunda en 1546 por la expedición del cardenal Juan Martínez Siliceo, pereciendo todos posteriormente por la maldición. La tercera vez que sea penetrada, según la profecía, devendrá el fin de la Iglesia tal como la conocemos hoy. Para otros las cuevas son las puertas del reino de Agartha, la presunta civilización más avanzada desde que el mundo es mundo, radicada en las entrañas de la Madre Tierra.

»Sea como fuere, de lo que hablan los vaticinios y fábulas, es quizás de alcanzar la madurez individual. De lograr desprendernos de supercherías y fanatismos, del control y la manipulación. De vivir nuestra propia libertad durante siglos secuestrada. A veces me asombro como la verdad ha sido tergiversada, consiguiendo que los seres sometidos la repitan cual mantra salvador.

»Aquí en Toledo ese espíritu de la libertad, pura y sin cortapisas, un día anidó. Territorio abierto al pensamiento, tolerante y hospitalario con cualquier ser, con independencia del credo que profesase. Mas de repente ese entorno se anatematizó. Oprimiendo el librepensamiento con el miedo. Quedando como única salida a las mentes inquietas ampararse en el secretismo, en pro de soslayar la hoguera.

»Aquella semilla, tratada de enterrar después del Renacimiento, floreció en las postrimerías del siglo XVIII con el Romanticismo en las artes y las Revoluciones Liberales. Se da la paradoja que hasta esa fecha prácticamente no había crecido la renta per cápita mundial a lo largo de la historia y a partir de ahí despega exponencialmente. Hasta Marx atestiguó este hecho en su Manifiesto Comunista: “La burguesía en solo cien años de dominio ha creado más riquezas y más fuerzas productivas que todas las generaciones anteriores juntas”. (11)

»Una teoría que hablaba de igualdad de oportunidades, de abolir la sociedad estamental. Pero los que hasta ese momento habían comprado sus privilegios al Rey se sintieron atacados y no quisieron perder su lugar en la sociedad. Conscientes de que ya no resultaba factible volver atrás, de que aquella época había acabado, buscaron el modo de beneficiarse con el cambio bajo las vestimentas mercantilistas, conservadoras. Denominada derecha porque los representantes del Antiguo Régimen se sentaban a la derecha de la asamblea durante la Revolución Francesa, (12) en tanto los liberales se ubicaban a la izquierda.

»Los mercantilistas se propusieron denostar el movimiento liberal a través de la demagogia. Utilizarían a los líderes de opinión para que su mensaje calara. Emplearían la técnica del enemigo único. Vertiendo sobre el contrario todos los males propios, con el fin de confundir al receptor. Y así fue.

»El liberalismo, trajo una mayor riqueza. La esperanza de vida pasó de 48 años a 78. La tasa de analfabetismo disminuyó. Empezaron a respetarse incipientemente las minorías. Los movimientos feministas se hicieron un hueco, surgiendo los primeros colectivos a mediados del siglo XIX, íntimamente relacionados con la clase burguesa. El intelectual liberal John Stuart Mill y su esposa Harriet Taylor abogaban en sus ensayos por la igualdad plena de ambos sexos. Se separa política y religión.

»Se desechan las teorías del agustinismo político, que defendían que el lugar que cada uno ocupaba en la tierra era predispuesto por Dios. No cabía queja frente a una vida de semiesclavitud, porque Dios así lo había querido. Mas la nueva corriente reputa que todo individuo puede llegar donde quiera si se lo propone y se esfuerza, levantándose como exclusiva barrera la libertad del otro. La búsqueda de la propia felicidad es la meta.

»Pero a finales del siglo XIX estos axiomas inician su declive. Los liberales propugnaban unos presupuestos estatales saneados. Para conseguirlo aseveraban que se deberían desterrar las guerras entre naciones, que abocaban a sus habitantes a sufragar tan alto costo. El comercio y el beneficio mutuo entre Estados las impedirían. Sin embargo, de alguna forma los conservadores inocularon la creencia de que eran indispensables.

»Para los liberales los aranceles a las importaciones se mostraban inapropiados, pues condenaban a la ciudadanía a pagar más por los mismos bienes. No propiciando la sana competitividad. No obstante, los conservadores los implantaron para proteger los sectores en los que descansaban sus intereses.

»Vendieron a la población que se precisaba más y más intervención estatal en la economía. Tal fue el arraigo de las palabras, que en España, por ejemplo, el 63 % cree que la economía funciona mejor si es controlada por la Administración pública, un porcentaje mucho mayor que en el resto de Europa. (13) Incluso achacan al libre mercado el engendrar las crisis, cuando lo cierto es que siempre su detonante ha sido el dirigismo político. Lo que les permite reclamar la concentración de más poder. Como así ocurrió en Alemania, donde Hitler llega al ejecutivo democráticamente. Reemplazándose con ello a los reyes del Antiguo Régimen por dictadores. Adam Smith pronosticó: «Las grandes naciones nunca son empobrecidas por la prodigalidad privada, si bien algunas veces lo son por la prodigalidad y la inconducta pública». (14) Con el crac financiero de 2008, cuyo epicentro es EEUU, se pretende hacer otra vez lo mismo, responsabilizar al libre mercado.

»Cabe destacar, conforme a un estudio elaborado por Investigadores del Fondo Monetario Internacional (FMI), que desde 1970 a 2007 se han registrado 123 crisis, siendo la de 2008 la 124. Esto se explica principalmente por el abandono por parte del Presidente Nixon, en 1971, del Patrón Oro, que obligaba a que cada 35 dólares estuvieran respaldados por 1 onza de oro. A causa de los gastos excesivos que supusieron la guerra de Vietnam, el gobierno estadounidense quiso liberar de anclaje alguno a la máquina de fabricar dinero ficticio de la Reserva Federal. Estando el resto de monedas internacionales sujetas a la convertibilidad del dólar luego de los “Acuerdos de Bretton Woods”, al quitarle los límites a esta se propagó la enfermedad al resto del planeta.

»Los Acuerdos de Bretton Woods fueron pactados en 1944. Documento preparado por Inglaterra, de la mano de John Maynard Keynes, y EEUU, cuya propuesta se encargó a Harry Dexter White. Este economista norteamericano colaboró igualmente en la creación del Banco Mundial. Años después se descubriría que era un espía de la Unión Soviética.

»Con anterioridad al colapso estadounidense de 2008, pasaron su vía crucis particular las economías de, por citar algunas, Méjico en los años 1977, 1981, 1982, 1994. Argentina: 1975, 1980, 1981, 1982, 1987, 1989, 1995, 2001, 2002. Brasil: 1976, 1982, 1983, 1987, 1992, 1994, 1997, 1999. La de Japón que arranca en 1997. Rusia en 1998. Turquía en el 2000. La lista la componen 42 naciones. Motivo por el que no afectaron a la plenitud del globo terráqueo y la crisis de EEUU sí, estriba en el tamaño de las mismas. La del resto de países son de un peso relativo a escala mundial para propiciar ese daño. Empero, cuando la primera potencia se constipa el virus se contagia rápidamente al resto.

»Por si la renuncia al Patrón Oro fuera poco, se incuban desde el 2001 los elementos para desencadenar la tormenta perfecta de 2008. Después de los atentados del 11-M el Estado baja la tasa de interés. Con una economía que ya venía lastrada por el cercano pinchazo de la burbuja punto com. Esto no ocurre vía ahorro, propio del libre mercado, sino que la acción gubernamental transmite una engañosa señal a los agentes económicos para que se endeuden y consuman. Funcionando los Bancos Centrales o su homólogo, la Reserva Federal, como el último bastión de la planificación centralizada. Y todos sabemos las consecuencias que tuvo esta práctica en la Unión Soviética, un aumento del empobrecimiento  y de la corrupción a partes iguales.

»Se conceden tres millones de créditos subprime, es decir, a sujetos de dudosa solvencia. El 80 % de los cuales se suscribieron a un tipo de interés variable. O sea, cuando la gente los firmó eran bajos, pero cuando la Reserva Federal decidiera subirlos, todas esas personas se verían con un problema, pues sus cuotas mensuales se incrementarían.

»Al ser la tasa de interés baja la gente se da cuenta de que casi le cuesta lo mismo, o incluso menos, comprar que alquilar una casa. Con lo que los préstamos se solicitan para este menester. Además el Congreso establece más incentivos para el mercado inmobiliario, como fueron las entidades tuteladas Fannie Mae y Freddie Mac. De tal forma que cuando un banco daba un crédito “subprime” Fannie Mae o Freddie Mac retornaba el dinero a la entidad para que concediera otro nuevo. Operaban como instituciones bancarias de segundo piso.

»Asimismo, el Congreso aprueba una importante regulación, la CRA (Community Reinvestment Act), que forzaba a los bancos a conceder un número considerable de hipotecas a personas o empresas con escasos recursos. También se legisla para que los beneficios obtenidos de la venta de la primera casa no tributaran, deduciendo los pagos de intereses en el Impuesto sobre la Renta, sea primera vivienda o no. A lo que se añade el Housing and Urban Development, departamento que prescribe a las entidades financieras conceder en el 2005 el 52 % de las hipotecas a clientes con ingresos por debajo de la media estadounidense. Incrementándose consecuentemente el precio de las residencias por la alta demanda provocada artificialmente.

»Que los créditos se destinaran principalmente al sector de la construcción no era una casualidad, sino que fue propiciado por el legislador. Mediante un apoyo tácito de los poderes públicos a Fannie Mae y Freddie Mac que hacían correr la liquidez de dólares. Instituciones que no serán intervenidas hasta Noviembre de 2008, con un endeudamiento ya del 97 %. Mas antes habían convertido todos los títulos de hipotecas subprimes en productos financieros que vendieron al resto de instituciones: Lehman Brothers, Merrill Lynch, Morgan Stanley, Goldman Sachs. Productos que obtuvieron misteriosamente una buena puntuación de las agencias de calificación de riesgo.

»La tasa de interés se sube por la Reserva Federal, cuando consideran los gobernantes que la economía ya está en la senda de la recuperación. Lo que acarrea que las familias a las que se les otorgaron los créditos “subprime” ya no puedan abonar sus cuotas, por ser demasiado elevadas a tenor de sus ingresos. El mercado inmobiliario se desploma y el valor de las viviendas cae vertiginosamente, al aumentar la oferta muy por encima de la demanda. Puesto que todos al unísono querían desprenderse de la propiedad adquirida durante el boom. Arrastrando la plenitud del aparato financiero.

»Hace falta más regulación al libre mercado aseveran los conservadores, otros esgrimen que es culpa del capitalismo salvaje. Cuando debieran afirmar que lo que se requiere es ponerle límites a la actuación discrecional del Estado. (15) Que pareciera que lleva a las capas más débiles a la ruina, para que los de toda la vida mantengan su status quo. Pues todavía persiste la añeja sociedad estamental. Empero, el pueblo anestesiado no discierne la realidad y corea los eslóganes que condenan a la libertad.

Safe Creative #1309035706307

—————————————————————————————————————————–

(11) Ribas, A. (29 de agosto de 2012). Libertad y Riqueza en la Historia. Libertad y Progreso on-line. Obtenido el 2 de septiembre de 2013, de:
http://www.libertadyprogresonline.org/2012/08/29/libertad-y-riqueza-en-la-historia/

(12) Rothbard, M. N. (2005). Hacia una nueva Libertad. El Manifiesto Libertario, p. 21. Buenos Aires: Grito Sagrado Editorial. (Obra original publicada en 1973).

(13) Toharia, J. J. (31 de agosto de 2013). Lo que se espera del Estado. El País.

(14) Ribas, A. (27 de junio de 2010). Del Estado de Malestar al Bienestar de la Libertad. Libertad y Progreso on-line. Obtenido el 2 de septiembre de 2013, de:
http://www.libertadyprogresonline.org/2010/06/27/del-estado-de-malestar-al-bienestar-de-la-libertad/

(15) González, J. R. (30 de enero de 2009). ¿Crisis del capitalismo global? Conferencia Universidad El Cato-UFM, Casa Popenoe, Antigua Guatemala. Obtenido el 2 de septiembre de 2013, de:
http://newmedia.ufm.edu/gsm/index.php?title=%C2%BFCrisis_del_capitalismo_global%3F

Sobre la autora

Ibiza Melián
Escritora. Investigadora en el ámbito político. Especialista en comunicación política. Proactiva, perseverante y apasionada de la libertad.

No hay comentarios

Dejar respuesta

17 + 6 =

He leído y acepto la Política de Privacidad. *

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

Responsable: Ibiza Melián
Finalidad: Gestionar y publicar tu comentario.
Legitimación: Tu consentimiento.
Tratamiento: Tu comentario puede que lo revise un servicio de detección automática de spam, Akismet.
Los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Axarnet (proveedor de hosting de ibizamelian.com) dentro de la UE. Ver Política de Privacidad de Axarnet.
Derechos: Acceso, rectificación, limitación y supresión de los datos, así como otros derechos, como se explica en nuestra Política de Privacidad
Plazo de conservación de los datos: Los datos proporcionados se conservarán indefinidamente o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales. 
Para más información consulta nuestra Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.