Blog

🎥 El significado 🔱 simbólico del número cinco

La estrella pitagórica

La rosa y la cruz

Si en el vídeo anterior hablé del diez, el considerado como número perfecto, hoy nos adentraremos en el simbolismo que entraña el cinco. Pues cinco eran los miembros que participaban activamente en la Hermandad de Doña Blanca, los protagonistas de mi libro que tiene el mismo título que esa enigmática sociedad.

Si se toma como referencia al «iluminismo rosacruz» el cinco se asimilaría a su emblema de la rosa y la cruz. La cruz representa las cuatro extremidades del individuo, la materia, a la que se une la rosa, el espíritu. Flor que solo se abrirá en aquellos que han conseguido regenerarse, tras un largo periplo iniciático. Debido a que el cinco se asocia al ser humano. Los cuatro elementos que se reúnen con el quinto.

El cinco se asimilaría al emblema de la rosa y la cruz en el «iluminismo rosacruz». Clic para tuitear

El hombre de Vitrubio encarna el número 5El Hombre de Vitruvio

En sí la famosa imagen de El Hombre de Vitruvio, reproducida en el Renacimiento por Leonardo da Vinci. Quien muestra a la persona dentro de un cuadrado, lo terrenal, y esta a su vez inserta en un círculo, lo celestial. Mientras que las piernas esbozan un triángulo, la trinidad que deja atrás lo fragmentado para alcanzar la unidad. Un sujeto que escenifica el microcosmos, reflejo del macrocosmos. Creado a imagen y semejanza de Dios (Génesis 1, 26-27).

La estrella pitagórica

O sea, la estrella pitagórica. Figura que los pitagóricos colocaban al final de sus escritos, a modo de saludo y que les servía igualmente para identificar a los adscritos a su grupo. Encarnaba el conocimiento, el hombre primordial. Relacionada con el número áureo, la divina proporción. Estrella que puede ser dibujada con un solo trazo del lápiz. También llamada pentalfa; pentagrama, por sus cinco líneas; pentángulo por sus cinco ángulos; o pentáculo por sus cinco puntas.

El número del compañero en la masonería

En la masonería especulativa el cinco es el número del compañero, que realiza cinco viajes alegóricos durante su ceremonia de ascenso a este nivel. Reminiscencia de la masonería operativa propia de los constructores medievales encargados de levantar las majestuosas catedrales góticas. Quienes recorrían Europa para poder así perfeccionar sus habilidades.

«En la masonería especulativa el cinco es el número del compañero, que realiza cinco viajes alegóricos durante su ceremonia de ascenso a este nivel». Clic para tuitear

El ritual de este imaginario periplo busca que el masón profundice aún más en su autoconocimiento y que lleve al máximo el adagio enarbolado durante la Ilustración: «Atrévete a saber». Conscientes de que es la ignorancia el germen de todas las miserias que azotan a la humanidad. En consecuencia, el compañero masón tiene que estudiar las siete artes liberales. Disciplinas que conformaban el plan de estudios de las universidades del Medievo. A saber, el trivium: «Lógica, retórica y gramática». A lo que se sumaba el quadrivium: «Aritmética, geometría, astronomía y música». Espíritu de aprendizaje constante que lo ha de acompañar a lo largo de su vida.

El masón se erige pues en un aspirante a filósofo, el eterno amante de la sabiduría. Cuyo deber, luego de pulir su piedra, es hacer que encaje con las del resto para ser útil a la sociedad. Por tanto, el compañero se prepara para abandonar la pubertad y adentrarse en la madurez, con el firme propósito de independizarse de cualquier condicionante externo y obtener la plena libertad. Capaz de hacer el bien por el bien mismo, tras asumir el «imperativo categórico» kantiano. Comportamiento virtuoso en el que ha de perseverar cada día para no desviarse del camino. En suma, acaba de hallar la estrella flamígera.

Los cinco maestros que conforman una logia justa

Por otro lado, cinco son los maestros que conforman una logia justa. Y cinco los toques que se dan entre sí para decirse la palabra sagrada, «los cinco puntos de perfección». Movimientos con los que evidencian el refuerzo de sus lazos de fraternidad. Prestos a ayudar al desvalido y no dejarlo caer.

Cinco son los maestros que conforman una logia justa. Y cinco los toques que se dan entre sí para decirse la palabra sagrada, «los cinco puntos de perfección». Clic para tuitear

Suscríbete a mi canal de YouTube

Muchísimas gracias por acercarte al apasionante mundo de los símbolos. Si hoy hemos hablado del número cinco; en el próximo vídeo profundizaremos en el gran poder de transformación que entraña el número cuarenta. Por lo que no olvides suscribirte a mi canal de YouTube y, muy importante, activar las notificaciones haciendo clic en la campanita, para que puedas estar al tanto de mis nuevas publicaciones. Y por supuesto, si te ha gustado este vídeo, dale un «me gusta» y compártelo.

Además, si después de leer mis libros quieres ampliar conceptos sobre aspectos simbólicos que menciono en los mismos, déjame tu comentario y en otro vídeo lo trataremos. Por cierto, recuerda que puedes adquirir mis libros en Amazon, desde cualquier país.

«Suscríbete a mi canal de YouTube». Clic para tuitear


El cinco –
(c) –
Ibiza Melián

Bibliografía

Arola, R. (2015). Cuestiones simbólicas. Las formas básicas. Barcelona: Herder Editorial.

Daza, J. C. (2009). Diccionario Akal de Francmasonería. Madrid: Ediciones Akal (Obra original publicada en 1997).

Ritual de Tercer Grado. Rito Escoces Antiguo y Aceptado de la Gran Logia de España. Stichting Argus. Obtenido el 9 de octubre de 2019, de: https://www.stichtingargus.nl/vrijmetselarij/s/espana_r3.html

Vídeo

Compartir
  • 126
    Shares

About The Author

Ibiza Melián
Escritora. Investigadora en el ámbito político. Especialista en comunicación política. Proactiva, perseverante y apasionada de la libertad.

No Comments

Leave a Reply

En Ibiza Melián (titularidad de María Ibiza Melián Reyes) trataremos los datos que nos facilites con la finalidad de gestionar y publicar tu comentario. Podrás ejercer los derechos de acceso, rectificación, limitación, oposición, portabilidad, o retirar el consentimiento enviando un email a ibizamelian@gmail.com. También puedes solicitar la tutela de derechos ante la Autoridad de Control (AEPD). Puedes consultar información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra Política de Privacidad.

He leído y acepto la Política de Privacidad para dejar un comentario. *

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *