Maquiavelo, excelso y visionario consultor político

Nicolás Maquiavelo

Nicolás Maquiavelo (1469 – 1527) fue, como muchos de los genios que ha dado la historia, un visionario y adelantado a su época. Mas fatalmente incomprendido. Erigiéndose su obra cumbre, “El Príncipe”, en manifiesto de defensa de ciertos principios que se propugnarán posteriormente, en su máximo grado, durante los siglos XVII y XVIII, con la irrupción del Estado Liberal de derecho: la separación de la religión y el Estado, la supremacía de la razón. De lo que dan fe sus siguientes palabras: “Ninguna fuerza doma, ningún tiempo consume, ningún mérito iguala, el nombre de la libertad.”

Pero sobre todo será recordado como el consultor político por antonomasia. En su célebre libro habla de imagen, liderazgo, de cómo articular nuestro mensaje en pro de adherir voluntades. En definitiva de cómo conquistar el poder y la manera de luego mantenerse en él.

Este sobresaliente director de campaña parte del estudio de los hechos. La investigación del adversario, del candidato propio y de las posibles estrategias de inmunización. Detectando las fortalezas y debilidades. En tal sentido manifiesta en la dedicatoria dirigida a Lorenzo de Médici: “No he encontrado cosa alguna de más valor y aprecio que el conocimiento de las acciones de los grandes hombres, cosa que he aprendido tras una larga experiencia, adquirida entre los luceros de nuestros días y en un continuo análisis de los antiguos; estas acciones, habiéndolas examinado yo largamente con todo cuidado, os las envío ahora a Vuestra Magnificiencia, condensadas en este pequeño volumen.” Siguiendo la estela de lo esbozado por Sun Tzu, en El Arte de la Guerra, hace ya 2.500 años: “Evalúa tus posibilidades de competitividad, valórate a ti mismo y compara a tus competidores contigo y entre sí antes de determinar el mejor camino a seguir.” Y es que, como se suele decir, una campaña electoral comienza en la biblioteca, lo que nos conducirá al diseño de la estrategia y por consiguiente a la redacción del plan de campaña. Documento que plantea cómo vamos a ganar las elecciones, desarrollando las distintas acciones a emprender durante la misma.

Maquiavelo asevera: “uno que se convierte en príncipe con el favor del pueblo, debe conservarlo como aliado…debe, antes que ninguna otra cosa, ganarse al pueblo.” Pensamiento inherente al marketing. Para ello ha de analizar constantemente las circunstancias, adaptándose rápidamente a los nuevos entornos. Haciendo uso reiteradamente de las encuestas. Manejando también, hábilmente, la información facilitada por los “focus gropup”.

Dominando las reglas de la propaganda: simplificación, exageración, orquestación, transfusión, unanimidad y contagio. Además de la contra-propaganda para neutralizar cualquier ataque. Potenciando su proyección más carismática. Lo que requiere por su parte grandes dosis de sacrificio y capacidad de trabajo, además de un óptimo dominio tanto del lenguaje verbal, como del no verbal. Pues parafraseando al celebérrimo escritor: “…el príncipe tiene que elegir de entre todos los animales a la astucia del zorro y la fuerza del león…” A poder ser, asesorado en todo momento por un magnífico profesional, como lo fuera Maquiavelo, con la intención de conseguir un único fin y que no es otro que el éxito de tan alta empresa.

Safe Creative #1010277706535

  • Print
  • PDF
  • email

About The Author

Ibiza Melián
Escritora. Investigadora en el ámbito político. Especialista en comunicación política. Proactiva, perseverante y apasionada de la libertad.

No hay comentarios

Deja un comentario