Tú estás viendo

Una entrada de mi Blog

Canarias y su peculiar tricontinentalidad

Dicen que cada legislatura es recordada por una palabra, que identifica al proyecto estrella. Si nos acogemos a este axioma, en Canarias, su anterior  Ejecutivo publicitó hasta la saciedad la intención de potenciar la tricontinentalidad archipielágica. Pues somos un paradisíaco enclave geográfico, a caballo entre EEUU, Europa y África.

Configurándose esta propuesta como una viable alternativa al prácticamente monocultivo turístico actual. Ya que existe pleno consenso en que debemos diversificar nuestros sectores productivos, para conseguir una economía estable. Evitando de esta manera, que cualquier hipotético contratiempo en una determinada industria, repercuta negativamente en el bienestar social de los residentes, al disponer de otros recursos de los que tirar.

Si se hubiese ejecutado plenamente esta iniciativa, contaríamos con un balón de oxígeno para salir de la crisis vigente. Entendiendo además, que la competitividad de nuestro destino pasa, ineludiblemente, por un crecimiento en calidad y no en cantidad.

Todos comenzamos, en aquel preciso momento, a ilusionarnos con ser el Miami europeo. Planteado así, sonaba muy bien. Meta a materializar, según nos dijeron, en un futuro previsiblemente cercano.

En 2006 se instaura en nuestro territorio la Cámara de Comercio Americana. Quienes nos manifestaron que supuestamente seríamos el área elegida a través de la que se canalizarían las cuantiosas ayudas monetarias del G-8 y la UE hacia África. Subvención cuyo fin perseguía paliar la pobreza en los países más pobres del continente vecino. Fórmula planteada como único antídoto válido a la inmigración. Ya que cabe esperar, que si los africanos mejoran su nivel de vida, ya no tendrán la necesidad de abandonar a su familia, en pro de buscar fortuna en un territorio desconocido, a costa incluso de perecer en el intento.

Igualmente este organismo serviría de plataforma para las relaciones comerciales entre los empresarios estadounidenses y canarios. Representando nuestra circunscripción la estabilidad jurídica, política y fiscal, de la que pudieran carecer los emergentes mercados africanos. Dándonos mayor atractivo ventajas fiscales como la Zona Especial Canaria (ZEC) ó la RIC.

Por ello las conexiones resultaban primordiales. En 2008, con aportación autonómica, se abre una pequeña puerta del camino al inaugurarse la línea marítima operada por la Naviera Armas. Partiendo desde Pto. Del Rosario, Fuerteventura, a Tarfaya, en el Sur de Marruecos. Pero al poco tiempo el barco se accidenta y abandona la ruta. Los cargos públicos majoreros declaran su malestar. Y tras un corto periodo, anuncian la rápida reanudación de la misma. Aunque como siempre “las cosas de Palacio van despacio”, porque lo cierto es que hasta hoy nada se sabe de aquello.

Quizás en años venideros los beneficios obtenidos de nuestra peculiar tricontinentalidad sean lo suficientemente considerables para aumentar nuestro PIB, más ahora no pasa de ser un incipiente negocio. Del que algunos dirigentes pareciera que ya se olvidaron, optando por otro novedoso entretenimiento, sin profundizar y desarrollar el primero.

Safe Creative #1005036185362

  • Print
  • PDF
  • email
Dejar un comentario

Compartido