Archives

Capítulo XXXI: El centro reformador

Una vez más cogimos el dorado ascensor que conducía a la sede del “Centro Liberal Español y Reformista”, el CLER. Ya era la fecha señalada, el 21 de diciembre de 2012 había llegado. Y cuando el reloj marcó las 11:12 comencé a hablar: – “Os preguntaréis el porqué del nombre de este partido. Centro, porque ese es el punto donde se halla la virtud. Liberal, desde una perspectiva filosófica, una postura desde la que entender la existencia. Desde la certeza de que somos seres únicos y nos merecemos vivir desplegando al máximo nuestra potencialidad. Español, porque sentimos un inmenso dolor por nuestra patria. Reformista, porque entendemos que España necesita una Gran Reforma si queremos a la añorada Tercera España llegar. Aquella en la que se encuentran los que no se consideran de ningún extremo y suspiran por un centro reformador.”