Archivos

🎥 El ternario, el valor 🔱simbólico del tres

¿Conoces el significado simbólico del tres? Este número en las diferentes culturas realiza la labor de lograr el equilibrio entre el uno y el dos. Y es que el ternario se genera a partir de la dualidad. Dado que, tal como relata la Biblia en el Génesis, primero solo existía Dios con su propio pensamiento. Luego se manifestó hacia el exterior y a través de la Palabra generó la Creación. Instante en el que irrumpió lo material.

🎥 El símbolo del 🌞Sol y la 🌛Luna

¿Conoces el significado del símbolo del Sol y la Luna? En este vídeo te explico cómo la imagen de ambos astros, mostrados conjuntamente, aluden a la dualidad. El oro y la plata de los alquimistas, también encarnados a través del rey o la reina. El ánima femenina y el animus masculino para el psicólogo suizo Carl Gustav Jung. Dualidad representada de distintas formas en las variadas tradiciones. Así, por ejemplo, los pitagóricos utilizaron para enseñarla la figura del Tetraktys. Y los masones la encarnan mediante el piso ajedrezado de la logia.

Las ancestrales tradiciones

En atención a un estudio comparado entre las diferentes tradiciones, determinados elementos se repiten continuamente. Si en Oriente hablan del Tao como el origen de todo, en Occidente se atribuyó al Uno. La Idea suprema del Bien para Platón. Principio generador que Akenatón en el Antiguo Egipto denominó Atón, para después los judíos rebautizarlo en su libro sagrado. Monoteísmo que luego fue desarrollado por el cristianismo. Mientras que los árabes lo acoplaron a la idiosincrasia de su cultura. Monoteísmo también defendido por el zoroastrismo. Es más, los magos persas aseguraban que el gran patriarca bíblico de las tres religiones del libro, Abraham, era originariamente Zoroastro. Antes de abandonar su pueblo natal Ur, en Caldea.

Guenón contra la corriente creada por Papus

La base de Louis Claude de Saint-Martin, doctrina sanmartiana, y de Jean-Baptiste Willermoz, Rito Escocés Rectificado, es la teoría de «la reintegración del ser» de Martinez de Pasqually, martinezismo. Es decir, el individuo a causa del pecado original se transformó en algo degradado, de manera que debe tratar de pulir su piedra para convertirse en lo que nunca debió dejar de ser. Y cuanto más se acerque a la divinidad mayor será su perfeccionamiento. Además, Saint Martin prescribe que la «vía cardiaca» es la única que se ha de seguir para llegar hasta Dios.

El sentido de la existencia

Llega un momento en la vida en el que emergen las sempiternas preguntas: «¿De dónde venimos? ¿Quiénes somos? ¿Adónde vamos?». Interrogantes que se muestran a modo de acertijo y cuya respuesta se condensa en el axioma del frontispicio del templo de Delfos: «Conócete a ti mismo y conocerás al Universo y a los dioses». Y estas cuestiones trascendentales eran las que el iniciado trataba de desentrañar por medio del rito esotérico correspondiente. Mientras que los símbolos lo ayudaban a encontrar el camino, a conseguir que las bodas alquímicas procrearan al Rebis.