Archivos

📕 Frase sobre el tawhid

«En el sufismo la unión con Dios, tawhid, solo se alcanza por la vía del corazón, el único templo importante». Frase extraída de mi libro El poder del símbolo. Ensayo disponible en Amazon, tanto en versión Kindle como en papel.

🎥 La perfección del número 10

¿Conoces el significado simbólico del número 10? El diez es considerado como el número perfecto: conformado mediante la suma del uno, el dos, el tres y el cuatro. Los pitagóricos utilizaban para explicarlo la #Tetraktys. Triángulo #místico en el que dibujaban diez puntos distribuidos en cuatro filas. En la primera se situaba el Uno, la fuente primigenia. En la segunda aparecían dos puntos, la dualidad. En el siguiente nivel se ponían tres puntos, número tres que consigue el equilibrio entre el uno y el dos. Y en la base del triángulo había cuatro puntos. Cuatro asimilado a la concreción, lo terrenal. Llegar al diez comportaba comenzar nuevamente. Por lo tanto, era la totalidad.

📣 Ley y orden

Discurso sobre «ley y orden», la consigna con la que llegaron al poder los dictadores españoles. Un pueblo que desde sus albores suspiraba por un «cirujano de hierro» que lo arreglase todo. Capaz de garantizar la estabilidad, de hacer que parezca que hay cambios cuando todo sigue igual. Palabras que pronuncié durante la presentación en Fuerteventura de la novela de Ana Larraz Galé, Gente de orden. Historia de una familia (1931-1936). Evento que tuvo lugar el 25 de octubre de 2019, a las 20:00, en la Biblioteca Municipal de Puerto del Rosario.

🎥 Azufre, mercurio y sal en la 🧙‍♂️ alquimia

¿Conoces el significado simbólico del azufre, el mercurio y la sal en la alquimia? El gran alquimista Paracelso determinó que estos tres elementos se encontraban en todo lo creado. Elementos que hacen referencia, en una de sus acepciones, a la noción tricotomista de cuerpo, alma y espíritu. Sustancias que utilicé para desarrollar uno de los capítulos de mi libro titulado La Hermandad de Doña Blanca. Donde se conminaba a los personajes de la trama a depositar en un altar azufre, mercurio y sal para poder con ellos «conquistar la suprema individualidad».