Archivos

El ser espiritual

Los gnósticos clasificaban a las personas en tres clases. Las primeros eran las subordinadas estrictamente a la materia. Después estarían los psíquicos, poseedores de un cierto equilibrio entre materia y espíritu. Y, por último, se ubicarían los espirituales, aquellos que han descubierto en su interior el fragmento del Creador. Místicos que al encontrarse con su genuina esencia adquieren el conocimiento, se transforman internamente.

Guenón contra la corriente creada por Papus

La base de Louis Claude de Saint-Martin, doctrina sanmartiana, y de Jean-Baptiste Willermoz, Rito Escocés Rectificado, es la teoría de «la reintegración del ser» de Martinez de Pasqually, martinezismo. Es decir, el individuo a causa del pecado original se transformó en algo degradado, de manera que debe tratar de pulir su piedra para convertirse en lo que nunca debió dejar de ser. Y cuanto más se acerque a la divinidad mayor será su perfeccionamiento. Además, Saint Martin prescribe que la «vía cardiaca» es la única que se ha de seguir para llegar hasta Dios.