Archivos

Guenón contra la corriente creada por Papus

La base de Louis Claude de Saint-Martin, doctrina sanmartiana, y de Jean-Baptiste Willermoz, Rito Escocés Rectificado, es la teoría de «la reintegración del ser» de Martinez de Pasqually, martinezismo. Es decir, el individuo a causa del pecado original se transformó en algo degradado, de manera que debe tratar de pulir su piedra para convertirse en lo que nunca debió dejar de ser. Y cuanto más se acerque a la divinidad mayor será su perfeccionamiento. Además, Saint Martin prescribe que la «vía cardiaca» es la única que se ha de seguir para llegar hasta Dios.

Análisis de René Guenón en su contexto

Para poder adentrarnos someramente en el análisis de la figura de Guenón hay que hacerlo desde la perspectiva de su contexto. Brillante intelectual que buscaba ir más allá de la realidad material. Por lo que apelaba a la combinación de la razón con la intuición, en pro de obtener la gnosis. El martinismo que Guenón practicó fue el concebido por Papus. Movimiento al que dotó de una estructura masónica y que recogió las influencias del martinezismo de Pasqually, «la reintegración del ser». Además de impregnarse de la filosofía ideada por Saint-Martin.

El Círculo de Eranos

La denominación de Círculo de Eranos corresponde a las congregaciones anuales de una serie de intelectuales en el pueblo suizo de Ascona. Reuniones que tenían como fin debatir en torno al simbolismo. El primer encuentro fue en 1933 y las asambleas se mantuvieron con una gran vivacidad hasta su declive a partir de 1978. Su objetivo era establecer un puente entre Oriente y Occidente. En cuanto a sus figuras prominentes cabe citar al psicólogo Carl Gustav Jung, al islamólogo Henry Corbin, al investigador cabalista Gershom Scholem, al mitólogo Joseph Campbell o a Mircea Eliade.

El sentido de la existencia

Llega un momento en la vida en el que emergen las sempiternas preguntas: «¿De dónde venimos? ¿Quiénes somos? ¿Adónde vamos?». Interrogantes que se muestran a modo de acertijo y cuya respuesta se condensa en el axioma del frontispicio del templo de Delfos: «Conócete a ti mismo y conocerás al Universo y a los dioses». Y estas cuestiones trascendentales eran las que el iniciado trataba de desentrañar por medio del rito esotérico correspondiente. Mientras que los símbolos lo ayudaban a encontrar el camino, a conseguir que las bodas alquímicas procrearan al Rebis.

Frase sobre el símbolo del gallo

«El gallo anuncia un nuevo amanecer, la llegada de la luz que todo lo ilumina y el fin de la oscuridad. Por esta razón aparece representado de manera recurrente en las iglesias, a modo del eterno vigilante que nos impide caer». Fragmento extraído de mi libro sobre simbología. Ensayo disponible en Amazon, tanto en versión Kindle como en papel.