Archives

Hermetismo y alquimia espiritual

Cuando empezó hace años a rondarme por la cabeza la idea de escribir La Hermandad de Doña Blanca, desconocía que hubo en la historia de Europa una Orden Rosacruz. No obstante, por pura casualidad quizás, si es que estas existen, cayeron en mis manos distintos documentos que describían una organización cuyos postulados tuvieron un fuerte calado en nuestro continente. En concreto: La Fama Fraternitatis, publicado en 1614; La Confessio Fraternitatis de 1615; y Las Bodas Químicas de Christian Rosenkreutz, que salió a la luz en 1616. En la aparición de los rosacruces, en esta etapa, subyace una proclama sobre la necesidad de promover el humanismo y la espiritualidad. En tratar de mejorar el mundo a través de la perfección individual.