Archives

🎥Influencia egipcia, persa y griega en el 🕎misticismo judío

El misticismo judío se vio muy influenciado por Egipto, el zoroastrismo y luego el helenismo. Y es que Freud aseveraba que el judaísmo es una extrapolación del culto a Atón promulgado por el faraón egipcio Akenatón. Por otro lado, aseguraba el padre del psicoanálisis que la religión de Atón no albergaba la idea del Más Allá, lo mismo que los primeros judíos. Quienes tomaron posteriormente esta concepción del zoroastrismo, a causa del contacto con los persas por el exilio de Babilonia. Por otro lado, será en la cultura helénica donde surja el hermetismo, la interpretación por los griegos de los libros mágicos atribuidos a la deidad egipcia de Thot. Asimismo, se ha de tener presente que en la cábala se establecen diez sefirot o emanaciones del Ein Sof, número diez en el que se ve la reminiscencia de los pitagóricos.

Las ancestrales tradiciones

En atención a un estudio comparado entre las diferentes tradiciones, determinados elementos se repiten continuamente. Si en Oriente hablan del Tao como el origen de todo, en Occidente se atribuyó al Uno. La Idea suprema del Bien para Platón. Principio generador que Akenatón en el Antiguo Egipto denominó Atón, para después los judíos rebautizarlo en su libro sagrado. Monoteísmo que luego fue desarrollado por el cristianismo. Mientras que los árabes lo acoplaron a la idiosincrasia de su cultura. Monoteísmo también defendido por el zoroastrismo. Es más, los magos persas aseguraban que el gran patriarca bíblico de las tres religiones del libro, Abraham, era originariamente Zoroastro. Antes de abandonar su pueblo natal Ur, en Caldea.

La tradición simbólica del islam

El islam es una religión de Libro, como el judaísmo o el cristianismo. Pero adaptada a las singularidades de una población radicada en un lugar geográfico concreto, los moradores de la península arábiga. El islam, que es sumisión a Dios (Alá), considera a Abraham el gran patriarca, idéntico al judaísmo y al cristianismo. Empero, si ellos descienden del hijo de Sara, Isaac. Los musulmanes provienen del vástago de Agar, Ismael. Por su parte la Kaaba en la Meca está ubicada en el punto que Dios indicó a Agar para que encontrara agua y evitara así que muriera deshidratado Ismael.