Capitulo XXX: El Espíritu de la Libertad

Capitulo XXX: El Espíritu de la Libertad

Las palabras de Christian Resende Cruz se agolpaban en mi mente, haciendo que la angustia apretara vigorosamente mi dolorido corazón. No podía dar crédito a lo que escuchaba, pues el mensaje que el CLER quería revelar haría tambalear los cimientos de nuestra historia. Destruyendo todo aquello en lo que hasta ese momento habíamos creído.

Y era incapaz de olvidar la advertencia de Nostradamus a su hijo César: “(…) No arrojarás las perlas a los cerdos, por temor a que las pisoteen y volviéndose junto contra vosotros, os despedacen.” Similar a la frase que pude leer en aquel misterioso papel el 2 de octubre. Anuncio espectral que nos prevenía de las consecuencias que nuestras futuras acciones podrían desencadenar.

Ya que lo que se nos exigía era desenmascarar el próximo 21 de diciembre a las 11:12 el dogma en el que los humanos habían basado su fe durante más de dos milenios. Apagando con ello el faro que hasta ese instante les había guiado. Porque como Platón en la fábula de la caverna explicó, los que siempre han visto una luz distorsionada, primero mostrarán incredulidad, después se reirán y por último pueden llegar incluso a matar a aquel que pretenda mostrarles una nueva realidad. La reacción sería impredecible, al sentirse engañados, vilmente manipulados.

Aunque ya nos exhortara en los inicios el mítico Buda a prestar atención exclusivamente a nuestra voz interior, al objeto de no errar en el camino. Declarando: “No creáis en nada simplemente porque lo diga la tradición, ni siquiera aunque muchas generaciones de personas nacidas en muchos lugares hayan creído en ello durante muchos siglos. No creáis en nada por el simple hecho de que muchos lo crean o finjan que lo creen. No creáis en nada sólo porque así lo hayan creído los sabios en otras épocas. No creáis en lo que vuestra propia imaginación os propone cayendo en la trampa de pensar que Dios os inspira. No creáis en lo que dicen las Sagradas Escrituras sólo porque ellas lo digan. No creáis a los sacerdotes ni a ningún otro ser humano. Creed únicamente en lo que vosotros mismos habéis experimentado, verificado y aceptado después de someterlo al dictamen de la razón y a la voz de la conciencia.” Máxima atribuida al fundador del budismo, ya fuera propiamente esbozada por él o interpretada con posterioridad por sus hipotéticos discípulos. (102)

Y es que le demandábamos a la sociedad un cambio conceptual radical y eso quizás fuera demasiado. Lo que requiere un gran esfuerzo y tiempo. Pues el individuo debe desear desechar los antiguos paradigmas y abrazar los nuevos. Factible sólo si de ello está plenamente convencido. (103) Los abocábamos a salir de su zona de confort en la que durante tanto tiempo habían permanecido. Pasando de la etapa infantil a la adulta. Pasando de la continua tutela a la libertad más absoluta; empero, conscientes de que cada acto tiene su efecto correspondiente.

Sin duda, como heréticos seríamos estigmatizados. Al aseverar que la construcción del Tercer Templo de Salomón es espiritual y no material como la Sombra pretende, en pro de una Gran Guerra desencadenar. Al promulgar que el arquetipo del Amor está listo para manifestarse. Cuando Sanat Kumara, también denominado Señor del Mundo, alcance el último grado y roce la divinidad. Restándonos exclusivamente sincronizar nuestros pensamientos, en concordancia con nuestras palabras y actos, para que la gran transformación se produzca. Abrazándonos enérgicamente en el Alma del Mundo. Entrando así en la Nueva Era. Encontrándose en un punto los irreconciliables rivales: la ciencia y la religión primigenia. Hallando por fin al Uno, al Absoluto, al Creador. Cuyas huellas rastreó incansablemente Newton, (104) perdiendo momentáneamente la cordura presumiblemente por su obsesión. Brillante científico y secreto alquimista. (105)

El plan del Gran Maestre, Ralf Hayek, y de Christian Resende Cruz había sido siempre convertirnos en “Bodhisattva”. Calificativo budista asignado a aquel encargado de lograr la redención no sólo para sí, sino también para todo el que quiera escuchar. Haciendo florecer el conocimiento iluminador, (106) la hermosa rosa magenta. Valiéndose del CLER para su mensaje hacer penetrar en la sociedad. Fieles defensores de la premisa esbozada por el eminente teólogo Hans Küng:

“No habrá paz entre las naciones
sin paz entre las religiones.
No habrá paz entre las religiones
sin diálogo entre las religiones.
No habrá diálogo entre las religiones
si no se investigan los fundamentos
de las religiones”.

Pensador cristiano nacido en Suiza en 1928. Perito del Concilio Vaticano II, en el que participaría junto a Joseph Ratzinger, quien llegaría a ser años después el papa Benedicto XVI. (107) Hans Küng es uno de los filósofos religiosos más leídos del siglo XX. Si bien su obra, como aconteciera con Giordano Bruno, le ha proporcionado más de un disgusto. Habiéndole retirado Juan Pablo II el permiso para enseñar la doctrina católica. Y es que: “Toda nueva verdad nace como herejía, tanto más cuanto más nueva sea.” Afirmación del jesuita Teilhard, declarado igualmente proscrito por el poder eclesial en la última centuria. (108)

Hans Küng deja entrever que la Gran Iglesia se desmorona y que de no cambiar el rumbo pronto presenciaremos su extinción. Marcando como único camino hacia su salvación el retorno a los paradigmas cristianos iniciales, lejos del boato manifestado por la curia. Siendo ineludible la incorporación de la mujer a la institución en plena igualdad con el hombre. Erigiéndose en imperiosa necesidad el establecer lazos fraternos con el resto de cultos. Sabedor de que no existe una única verdad y que es la espiritualidad la que nos une a los demás. (109) Ratificando lo suscrito por Gandhi: “Considero todas las grandes confesiones de fe existentes en el mundo tan verdaderas como la mía.” (110)

Concibiendo el intelectual suizo la religión como un elemento constructivo y nunca destructivo. (111) La fe como respuesta a las trascendentales preguntas que nos hemos hecho, hacemos y haremos sobre el sentido de nuestra existencia. ¿De dónde venimos y hacia dónde nos dirigimos?

Miraba a todos los allí congregados, llenos de ilusión y esperanza. Confiados de que pronto todo cambiaría. Mas en mi fuero interno seguía aún anidando la duda, sembrando de desazón mi cuerpo entero. Tratando de comprender por qué este momento habría de ser distinto a cualquier otro antes. Recordando entonces la antigua letanía de la invocación del Espíritu Santo, “Veni Sancte Spiritus”. Suplicándole que despertase en mí la fuerza suficiente para insuflar el hálito del “Espíritu de la Libertad”.

Musitando mis labios, sin apenas darme cuenta, algunos de los versos compuestos por el Arzobispo de Canterbury en el 1200:

“Ven, Espíritu divino,
Manda tu luz desde el cielo.
(…)
Ven, dulce huésped del alma,
(…)
Divina luz, y enriquécenos.
Mira el vacío del hombre
si tú le faltas por dentro;
(…)
Reparte tus siete dones
(…)
salva al que busca salvarse
y danos tu gozo eterno. (…)” (112)


Capitulo XXX: Hacia la libertad espiritual –
(c) –
Ibiza Melián

————————————————————————————————————————————————

(102) Dragó, S. Carta de Jesús al Papa. Web oficial de Fernando Sánchez Dragó. Obtenido el 10 de septiembre de 2015, de: http://www.sanchezdrago.com/Web/Conferencias/conferencia1.htm

(103) Limón Luque, M. (Septiembre 2009). Módulo 2: Formación de conceptos y cambio conceptual, pp. 28-29. En Gabucio Cerezo (Coord.), Psicología del pensamiento (Segunda edición). Barcelona: FUOC.

(104) Henry, J. (2008). Isaac Newton: ciencia y religión en la unidad de su pensamiento. SCIELO. Obtenido el 10 de septiembre de 2015, de: http://www.scielo.org.co/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0121-36282008000200004

(105) De Fransisco Zea, A. (2007). La locura de Don Quijote, p. 162. Bogotá: Editorial Guadalupe.

(106) El bodhisattva y el bodhichita. budismo.com. Obtenido el 9 de septiembre de 2015, de: http://www.budismo.com/articulos/bodhichita.php

(107) Fraijó Nieto, M. (2011). LAUDATIO Hans Küng: trayectoria y obra. UNED. Obtenido el 10 de septiembre de 2015, de: http://portal.uned.es/portal/page?_pageid=93,24797957&_dad=portal&_schema=PORTAL

(108) Bedoya, J. G. (28 de enero del 2011). “Creo en Dios, pero no en la Iglesia”. El País.

(109) Martínez de Velasco, J. (14 de abril de 2013). ¿Tiene salvación la Iglesia?, nuevo libro de Hans Küng en España. 21 la revista cristiana de hoy. Obtenido el 10 de septiembre de 2015, de: http://blogs.21rs.es/trastevere/2013/04/14/tiene-salvacion-la-iglesia-nuevo-libro-de-hans-kung-en-espana/

(110) Küng, H. (Julio 1979). ¿Existe Dios? Respuesta al problema de Dios en nuestro tiempo, p. 828 (Segunda edición). Madrid: Ediciones cristiandad.

(111) Bedoya, J. G. (25 de junio del 2006). “Fanáticos los hay en todas las religiones”. El País.

(112) Küng, H. (Julio 1979). ¿Existe Dios? Respuesta al problema de Dios en nuestro tiempo, pp. 949-950 (Segunda edición). Madrid: Ediciones cristiandad.

Sobre la autora

Ibiza Melián
Escritora. Investigadora en el ámbito político. Especialista en comunicación política. Proactiva, perseverante y apasionada de la libertad.

No hay comentarios

Dejar respuesta

4 × uno =

He leído y acepto la Política de Privacidad. *

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

Responsable: Ibiza Melián
Finalidad: Gestionar y publicar tu comentario.
Legitimación: Tu consentimiento.
Tratamiento: Tu comentario puede que lo revise un servicio de detección automática de spam, Akismet.
Los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Axarnet (proveedor de hosting de ibizamelian.com) dentro de la UE. Ver Política de Privacidad de Axarnet.
Derechos: Acceso, rectificación, limitación y supresión de los datos, así como otros derechos, como se explica en nuestra Política de Privacidad
Plazo de conservación de los datos: Los datos proporcionados se conservarán indefinidamente o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales. 
Para más información consulta nuestra Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.