El pensamiento liberal de Ronald Reagan

En 1981 Ronald Reagan se convirtió en el cuadragésimo inquilino del despacho oval, puesto que ocupó hasta 1989. Su mandato se caracterizó por propiciar el fin de la Guerra Fría y porque constituyó una de las etapas de mayor prosperidad económica para los estadounidenses.

En el ámbito exterior, memorable fue su discurso pronunciado el 12 de junio de 1987 ante la Puerta de Brandemburgo: “Hoy yo digo: mientras la puerta esté cerrada, mientras se permita esta herida de muro, no es sólo la cuestión alemana que permanece abierta, sino la cuestión de la libertad de toda la humanidad. Pero no he venido aquí a lamentarme. Puesto que encuentro en Berlín un mensaje de esperanza, incluso a la sombra de este muro, un mensaje de triunfo. (…) Secretario General Gorbachov, si usted busca la paz, si usted busca la prosperidad para la Unión Soviética y Europa Oriental, si usted busca la liberalización: ¡Venga a este muro! ¡Señor Gorvachov, abra esta puerta! ¡Señor Gorvachov, derribe este muro!”. Y tras estas palabras, el 9 de noviembre de 1989, el muro se abrió.

En cuanto a la situación que se encontró al iniciar su primera legislatura, queda nítidamente definida en un pasaje extraído de la alocución pronunciada en el acto de su investidura como Presidente: “Estos Estados Unidos se enfrentan a una aflicción económica de grandes proporciones. Sufrimos la más larga y una de las peores inflaciones sostenidas de nuestra historia nacional. Distorsiona nuestras decisiones económicas, penaliza el ahorro y quiebra a los esforzados jóvenes y a los jubilados por igual. Amenaza con destrozar las vidas de millones de nuestra gente.”

Durante su gobierno se generó un fuerte flujo emprendedor, y con especial intensidad en la industria tecnológica, con lo que consecuentemente descendió el alto índice de paro. Quizás su gran acierto fue rodearse de los mejores intelectuales del momento. Uno de ellos fue Milton Friedman, Premio Nóbel de Economía en 1976, liberal adscrito a la Escuela de Chicago.

Las líneas de actuación implementadas se centraron en reducir los impuestos y en desregular ciertos sectores productivos. Con su decisión de restringir la emisión de dinero por parte de la Reserva Federal se consiguió frenar la inflación. Y es que además no sólo Reagan había leído a Friedrich A. Hayek, en cuanto a las teorías planteadas sobre este aspecto, sino que igualmente eran comprendidas y compartidas por Paul Volcker, Gobernador de la Reserva Federal en aquel entonces. Lo que posibilitó que la medida adoptada se desarrollara positivamente y produjera resultados tan favorables como los que obtuvieron.

La visión liberal de Ronald Reagan era de una claridad manifiesta y queda sintetizada en esta frase suya: “El crecimiento, la prosperidad y el bienestar se generan desde abajo, no desde el Estado. Sólo cuando se deja que el espíritu humano invente y cree, sólo cuando los individuos pueden tomar decisiones libremente y obtienen recompensa personal cuando tienen éxito, sólo entonces las sociedades están económicamente vivas y son dinámicas y libres.”

Safe Creative #1004146003092

  • Print
  • PDF
  • email

About The Author

Ibiza Melián
Escritora. Investigadora en el ámbito político. Especialista en comunicación política. Proactiva, perseverante y apasionada de la libertad.

No hay comentarios

Deja un comentario