El tormentoso pasado español

Uno de los primeros libros que publiqué fue Historias de un pueblo, comencé a redactarlo en el 2008, hace ya casi diez años. Lo hice porque no entendía la situación política de aquel momento. Quería encontrar las respuestas que nadie me daba. Y me basé en la premisa de Santayana: «Aquellos que no recuerdan el pasado están condenados a repetirlo». Pues solo si conocemos la tumultuosa historia española podremos comprender los males que nos acucian en la actualidad.

¡Feliz 2017!

Mis mejores deseos para un nuevo año repleto de prosperidad, amor y armonía. Por un 2017 lleno de apasionantes lecturas. ¡Feliz 2017!

Carl Gustav Jung, arquetipo del pensamiento creativo

El prestigioso psiquiatra y psicólogo suizo Carl Gustav Jung es considerado como una de las mentes más eminentes del siglo XX. Durante años se dedicó a auscultar los símbolos radicados en lo más profundo de la mente humana. Arquetipos que aparecen en disparidad de culturas y sobre los que los ancestrales alquimistas desarrollaron un amplio trabajo. Imágenes que se reflejan igualmente en las místicas cartas del tarot. Y es que si algo caracterizó a Jung es su amor por el conocimiento, su gran imaginación y su potente motivación por desentrañar la mente humana. Su inagotable trabajo. En definitiva, su impresionante pensamiento creativo.

La importancia de las emociones

Una de las actividades más habituales del pensamiento es la toma de decisiones. Cada día hemos de escoger entre las dispares opciones que se nos presentan. Recientemente se ha descubierto la gran influencia que las emociones ejercen en esos mecanismos decisorios, transformándolos en procesos menos costosos, más rápidos y personalizados para cada individuo. Por otro lado, los estudios sobre inteligencia emocional nos han venido a recordar la importancia de cultivarla para nuestro desarrollo integral como personas. Pues gracias a las emociones interpretamos el mundo que nos rodea. Nos permiten tomar las riendas de nuestro destino y no quedar al albur de incontroladas pasiones. Y de la buena gestión de las mismas depende el que convirtamos nuestra vida en un cielo o un infierno.