Historias de un pueblo

Historias de un pueblo

estacion-de-tren

Capítulo V: Una economía con pies de barro

La estación estaba en silencio. Alcanzando sólo a escuchar el repiqueteo de la lluvia al caer sobre el suelo. Libertad permanecía de pie, ausente, incapaz de articular palabra. Quizás albergando aún la esperanza de que aquello fuese un sueño del que pronto se despertaría. Pero no, Luis nos dijo adiós ese mismo domingo, en una …

Capítulo V: Una economía con pies de barro Leer más »

433px-paradiso_canto_31-8009139

Capítulo IV: El pueblo lentamente se quedaba vacío

La tetera comenzó a silbar, avisándome de que el té estaba listo. Mi cabeza daba vueltas tras la pesarosa noche. La cual estuvo repleta de sueños que se intercalaban fugazmente entre enigmáticas sombras y susurros. No podría precisar con exactitud las imágenes que en mi mente recreé, aunque soy consciente de que me alertaban de …

Capítulo IV: El pueblo lentamente se quedaba vacío Leer más »

bostonoldcityhall-6642991

Capítulo III: Moción de censura en Benidorm

El viento se colaba por los resquicios del tejado, recreando un ensordecedor sonido similar a un vendaval. Pero allí estaba él impertérrito, como cada noche junto al fuego. Sentado en su perenne silla de ruedas, a la que estaba atado desde hace ya una década o más, cual jaula de cristal que jamás podrá abandonar. …

Capítulo III: Moción de censura en Benidorm Leer más »

320px-la_flaca_agosto_de_1869-4089000

Capítulo II: Una más de caciques

Una crisis galopante. Destrucción de empleo sin parangón. El déficit corroe lentamente las arcas institucionales. Y las mentiras no paran de proliferar. Aunque algunos se auto-convencen una y otra vez de que los ciudadanos son tontos y como tal con las típicas marrullerías siempre serán capaces de engañar. Si alguien osase levantar la voz, disponen …

Capítulo II: Una más de caciques Leer más »

Capítulo I: Las fiestas patronales

El intenso calor, a pesar de su molestia, servía para relajar la desmesurada tensión en el ambiente, la desconfianza y recelos se palpaban por doquier. La voz de fondo predominante era la del párroco, eso sí, los cuchicheos daban lugar a un homogéneo murmullo, cual acompañamiento coral. Como siempre, las fiestas patronales no estaban presididas …

Capítulo I: Las fiestas patronales Leer más »

Ir arriba